21.07.2014

Declaración del Presidente de Rusia, Vladimir Putin

Con motivo de los terribles y trágicos sucesos ocurridos recientemente en el cielo sobre la región ucraniana de Donetsk, quisiera contar una vez mas, como se percibe en Rusia lo que esta pasando ahora en la vecina Ucrania.

Hemos exhortado en reiteradas ocasiones a todas las partes beligerantes ucranianas a cesar de inmediato el derramamiento de sangre y sentarse a la mesa de negociaciones. Con seguridad se puede decir que si las acciones combativas no se hubiesen reanudado el pasado 28 de junio en el este de Ucrania, esta tragedia quizás no hubiera ocurrido. Por otro lado, nadie debe y tiene derecho a usarla para conseguir sus objetivos coyunturales políticos. Los impactos como este no deben separar, sino unir a los seres humanos. Hace falta que todas las personas responsables por la situación en dicha región, muestren una alta responsabilidad ante su propio pueblo y los países cuyos ciudadanos perecieron en la catástrofe.

Es necesario hacer lo máximo para garantizar la seguridad de los expertos internacionales en el lugar de la tragedia. Ahora ya están trabajando allí los representantes de la región de Donbass y la ciudad de Donetsk, del Ministerio para las situaciones de emergencia de Ucrania, así como los expertos de Malasia. Pero ello no es suficiente. Considero imprescindible que trabaje en ese sitio un grupo plenipotenciario de especialistas bajo la égida de la Organización Internacional de la Aviación Civil, que se forme una competente comisión internacional para el caso. Se debería hacerlo todo para su seguridad total y absoluta, creando los corredores humanitarios necesarios para que pueda cumplir sus deberes.

Por su parte, Rusia hará todo lo que de ella dependa para que el conflicto en el este de Ucrania transite de la fase activa militar que observamos hoy a un debate a la mesa de negociaciones, guiado exclusivamente por los medios políticos y diplomáticos.

 

Novo-Ogariovo, Región de Moscú, Rusia.