Comentario de la Embajada de Rusia en Cuba con motivo de la tragedia con el ómnibus de pasajeros en Volnovakha, Ucrania

 

El 14 de enero del a.c. la Embajada de Ucrania en Cuba divulgó ampliamente una nota verbal sobre la próxima apertura del Libro de Condolencias con motivo de la reciente masacre de los pasajeros del ómnibus al lado de Volnovakha, ciudad en el Sudeste de Ucrania. Allí perecieron 13 personas, otras 18 resultaron heridas. Quien ha cometido tal barbarie - queda por investigar. No obstante, el impactante documento afirma, sin citar prueba alguna, que las victimas perecieron del armamento ruso, con cual Rusia no deja de abastecer a los milicianos de las regiones de Donetsk y Lugansk.

Consideramos inmorales y repudiables los intentos de utilizar la muerte de los inocentes para sacar dividendos políticos y echar más leña al fuego de la guerra fratricida. La campaña propagandística antirrusa que se pretende desatar ahora asemeja bastante a otra, que se lanzó tras la catástrofe del Boeing malasio en el cielo ucraniano del pasado 17 de julio y cuyas causas, circunstancias y responsables también siguen sin conocerse por el mundo. Opinamos que la actitud que mostró la misión diplomática de Kiev es inaceptable para nadie que se cree civilizado.

Por la parte de Rusia, expresamos el más profundo pesar a los que han perdido a sus seres queridos y deseamos la más pronta recuperación a los supervivientes. Además, insistimos en la exhaustiva investigación del crimen de Volnovakha, apoyando la iniciativa correspondiente de la misión de OSCE en Ucrania. Lo ocurrido no tiene perdón, pero sí debe servirnos a todos para reflexionar sobre la paz que tanto necesita el martirizado Sudeste ucraniano.